Isabel Pantoja

noticias

Isabel Pantoja desborda de emoción el Palau Sant Jordi de Barcelona20.02.2017

Si hubiese que escoger con los dedos de una mano los mejores conciertos entre las decenas y decenas de veces que Isabel Pantoja ha actuado en Barcelona, el del pasado sábado 18 de febrero sería sin duda uno de ellos. No solo por el hecho de tratarse de tan esperada reaparición y toda la expectación que eso añade. Por encima incluso del mito, brilló la artista. Decir que estaba en plena forma sería quedarse corto. Estuvo probablemente, mejor que nunca. Inmensa de voz. Inconmensurable en maneras interpretativas.

El Palau Sant Jordi, con sillas en la pista y aforo adecuado a tan suntuosa producción, vibró de principio a fin. Con una ocupación  del noventa por ciento de las entradas que se habían puesto a la venta, para adecuarse así a tan teatral disposición escénica. Desbordado de emoción desde el minuto cero: cuando Isabel apareció sentada en una cheslong antes de que el inmenso telón se alzase tras ella y nos descubriera la orquesta. Toda una sinfónica creada para la ocasión por su director, Carlos Checa, y bautizada con el nombre de su último disco: “Hasta que se apague el sol”.

Tres horas de concierto. Tres bloques claramente diferenciados en estilo musical y vestuario. Tres claves para entusiasmar con el repertorio tanto a sus fieles seguidores como a quienes se estrenaban ante ella: aluvión de grandes éxitos, rescate de piezas que hacía décadas que no cantaba y una amplia muestra de ese último disco suyo, convertido casi en un testamento del mexicano Juan Gabriel. Y todo ello, arropada por la friolera de 93 músicos: orquesta de unas dimensiones que hoy nadie más se atreve a llevar, coros y cuadro flamenco. 

Consagró el primer y más extenso bloque a su faceta de racial cantante melódica idolatrada en todo el mundo de habla hispana. De entre los grandiosos compositores que en ese terreno han trabajado para ella, se centró únicamente en dos: Juan Gabriel y José Luis Perales. A la memoria del primero iba dedicado gran parte del concierto, con las canciones del disco que antes de fallecer compuso y produjo para Isabel, “Hasta que se apague el sol”, y también otras de discos que la había hecho anteriormente (“Así fue”, “Muy enamorada”) e incluso alguna que ella nunca ha grabado (“No discutamos”). Y más que ninguna, la canción “Luna” nos transportó literalmente al cielo, en recuerdo de un Juan Gabriel quien, por cierto, cantaba en sus años mozos con el pseudónimo de Adán Luna. Por otro lado, no podían faltar esos grandísimos éxitos que le escribiese Perales, con mención especial para un generoso medley de las canciones del disco “Marinero de luces”.

En el segundo bloque, con bata de cola, ratificó lo que cualquiera sabe: que es la reina de la copla. Se remontó al cancionero de los años 30 y primeros 40 con antológicas piezas a las que no nos tenía acostumbrado (“Antonio Vargas Heredia”, “A la lima y el limón”, etc) y también otras que raramente faltan en su repertorio (“Francisco Alegre”, “Capote de grana y oro”, etc). Y dos rescates a su propio pasado especialmente acertados. Dos canciones que cuando era una chiquilla le compuso el maestro Solano, que hacía una eternidad que no cantaba y con las que levantó hasta el sector de público más profano: “Tened compasión de mí” y “La niña y el marinero”.

Con cuadro flamenco ya en escena, el tercer bloque sacó su esencia más gitana, llevando diferentes temas a la estética de tablao con que artísticamente se fraguó. “Los celos” por bulerías y cantando y bailando por sevillanas (no en vano Isabel Pantoja grabó un disco entero de ellas adelantándose al boom del género). Y ya como colofón: su faceta latina en “El moreno” y un espectacular y coral “Debo hacerlo” de su último disco.

En el arte pasa como en el amor. El tiempo en la distancia suele marchitarlo, pero cuando es verdaderamente intenso lo fortalece. Y en el arte de Isabel Pantoja, parece que todo este tiempo apartada de los escenarios, lejos de atenuarla, le ha dado todavía más ímpetu, más coraje, más plenitud…

     
Política de cookies. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.